FIT: Fusión Internacional por la Tauromaquia

Noticias

17/06/2017

Fuente: La Razón

GRAN TARDE DE TOROS DE GINÉS MARÍN EN LAS VENTAS DE MADRID

La espada le privó de salir por la Puerta Grande.
Crónica de Patricia Navarro para La Razón

En los archivos pondrá que Ginés Marín confirmó alternativa un 25 de mayo. El de 2017. El de su primera salida a hombros calle Alcalá arriba.

Pero la realidad dirá que su verdadera confirmación, su asentamiento en el Olimpo, llegó ayer. En la primera Corrida de la Cultura. Con la púrpura de triunfador de San Isidro ya sobre sus hombros de manera oficial, regresaba ayer a Madrid. No le pesó al pacense.

Se sacudió la presión de un plumazo en el tercero. La bravura de “Sinvaina” ayudó lo suyo. Gran salinero de Cuvillo. Bravo. Y Ginés también tiró de casta para cuajarlo por ambos pitones. Tandas largas de seis, siete muletazos y los remates, que fueron una delicia. Pura orfebrería. Henchidos de variedad. Esa fue la gran cualidad de su faena: la expresión. Se lo dejó llegar de largo en la primera tanda para ligarle y, desde entonces, Madrid crujió. Como en las grandes faenas. Excelso al natural.

Todo muy templado y con elegancia aprovechando la profundidad de un toro para soñar el toreo. Montó la espada y llegaron los pinchazos. Hasta tres. La segunda Puerta Grande desvanecida. Pese a todo, una clamorosa vuelta al ruedo. Incontestable.

Volvió a intentarlo con el sexto descompuesto y de peor condición que, además, se abrió para rajarse en repetidas ocasiones. Le buscó las vueltas y consiguió robarle varias tandas de enorme mérito. Metió la espada y la oreja pareció segura, pero el descabello se le atragantó y saludó desde los medios.



Foto Portada Arjona

Fotografías

Videos