FIT: Fusión Internacional por la Tauromaquia

Plaza de Toros de Olivenza

Historia de la Plaza de Toros de Olivenza

Plaza de Toros de Olivenza

El coso de la Plaza de Toros de Olivenza tiene una antigüedad de más de un siglo. Fue en Enero de 1857 cuando la Reina Isabel II dio Real Orden por la que se sirvió conceder el permiso para construir una plaza de toros en el interior del Baluarte número 4 de la ciudad de Olivenza.

El primer cartel anunciador de toros en la Plaza de Toros de Olivenza data del 29 de junio de 1868, fecha que como tal, se tiene por inauguración. Aquella tarde, Francisco Arjona Cuchares le concedió la alternativa al torero de Badajoz Juan Cuervo. 

En 1958 se realizaron obrar de construcción de las columnas y los arcos que hoy adornan la parte alta de la plaza, donde se ubican las gradas y arcos, siendo por aquel entonces presidente de la Sociedad Plaza de Toros de Olivenza, propietaria del inmueble, el ganadero D. Bernardino Píriz Carballo.

La obra más importante de reformas llegó entre los años 1990 y 1991, cuando los hermanos Marceliano y Pablo Ortiz Blasco adquirieron la mayoría de las acciones de la sociedad propietaria del coso oliventino. Fue entonces, siendo Presidente D. Marceliano Ortiz Blasco, cuando se realizó la remodelación total de las instalaciones, tanto en su aspecto exterior como en los corrales y chiqueros. Se numeraron los tendidos con piedras de mármol, se implantó un efectivo sistema de drenaje en el piso, se cubrió el ruedo de albero, se sustituyeron todas las tablas del callejón y los burladeros se hicieron nuevos. También se hicieron nuevos los chiqueros, para adecuar así las instalaciones donde las reses permanecen hasta la hora de la corrida, con un sistema de pilas con agua corriente. La plaza cuenta en la actualidad con una capacidad de cinco mil seiscientas localidades numeradas.